Los restaurantes menos instagrameables con las mejores tapas de Madrid

La lista de lugares donde saborear un buen pincho en la capital dejando en su segundo plano la decoración. Guarda tu móvil y disfruta del arte de tapear.

Compartir

Casa Julio

Una taberna de cocina casera y tradicional situada en Madera 37. Este bar suele estar repleto de público a pesar de que se encuentra en una calle que no tiene nada, es decir, todo el que pasa por esa zona tiene un claro destino: Casa Julio. Puede que la fama de sus croquetas tengan algo que ver…

La Ardosa

Este espacio de Malasaña es uno de los imprescindibles para los expertos del tapeo en Madrid. Se sale fuera de los cánones de decoración ‘cuqui’ actual. Sin embargo, la estética de este lugar no deja de ser un espectáculo para los sentidos, como el hecho de tener que acceder a su sala trasera (y a los aseos) únicamente pasando por debajo de la barra. En cualquier caso, lo importante aquí son sus embutidos, los salazones, como la mojama de atún; los lomos de sardina ahumada o las huevas de maruca. Y su plato estrella, la tortilla de patatas, aunque muy pocas veces aguanta en carta hasta la hora de comer.  Y como broche final, los inconfundibles Piononos de Santa Fe. Una delicia.

View this post on Instagram

#madrid #laardosa #alcachofasalaplancha

A post shared by Zanzi Aime Les Toros (@emmanuelle_zanzibar) on

El Respiro

En pleno centro de Madrid el Respiro es un bar perfecto para los amantes de unas cañas bien tiradas junto a una selección de tapas clásicas como las patatas bravas pero, también, otras recetas más elaboradas como su pollo al ajillo o su paella (y todas en abundante cantidad). Es una buena alternativa si ya conoces el famoso bar “El Tigre”. Ambos establecimientos se encuentran cerca.

Stop Madrid de Hortaleza

Su discreta fachada pasa un poco desapercibida entre las llamativas tiendas que lo rodean, sin embargo, las castizas vitrinas de la barra que nos reciben nada más entrar, no. En ellas se muestra la oferta gastronómica de la casa: empanadillas, conservas, mojama, cecina de León, variedad de quesos… ¿Lo mejor? Que dispone de tres tipos de tamaños: canapé, tapa o ración. Tú eliges.

View this post on Instagram

Tapeando por Madrid #madrid #tapas #pinchos

A post shared by Ricardo Real (@ricardo.real.79) on

La Dolores

Un buen lugar si decides hacer ruta de museos cerca del Prado y más tarde parar para un refrigerio. Este bar centenario cuenta con gran fama gracias a su sus pinchos, ubicación, la amabilidad del personal y sus razonables precios.