Personajes del día: Silvia Ruiz y Adolfo Belaustegui, propietarios de Conservas Catalina

Compartir
La constancia y la meticulosidad en el trabajo dan buenos frutos. Tanto en forma de productos excepcionales como de galardones y reconocimientos. Bien lo saben Silvia Ruiz y Adolfo Belaustegui, que continúan los pasos de José Luís Ruiz, fundador de Conservas Catalina, la compañía familiar santoñesa que lleva dos décadas haciéndonos llegar bonito del norte, anchoas, filetes de boquerón, mejillones o sardinillas, entre otras exquisiteces. Todas ellas provenientes del Cantábrico y todas ellas elaboradas de forma totalmente artesanal. Y eso se nota.

A su extensa lista de premios cosechados en los últimos años (a los que ya deben estar acostumbrados), acaban de sumar dos nuevas medallas de oro en la primera edición de los italianos International Taste Awards, que han ido a parar a dos de sus productos estrella: las anchoas ‘Premium’ (que han obtenido una puntuación de 91 sobre 100) y ‘Reserva Catalina’ (94 sobre 100).

El jurado, compuesto por los principales catadores de alimentos y bebidas de Italia, ha valorado la excelente calidad de la materia prima, el equilibrio de sabor, su perfecta textura y la calidad del aceite utilizado para su conservación.

«Lo más difícil es mantener a lo largo de todo este tiempo la calidad. Una calidad que luego se traduce en premios. Obtener estos galardones tiene detrás un gran esfuerzo y trabajo de todo un equipo», han asegurado los responsables de Conservas Catalina. Pero ellos suman y siguen en su apuesta por la excelencia. Y los que de verdad ganamos somos nosotros.