Rigatoni con salsa de garbanzos

Compartir

¿Es posible cocinar una plato en menos de 30 minutos? Claro. Pero siempre si tienes un buen libro a mano que dicte los pasos exactos que debes seguir para no perder ni un segundo en otras materias.

Del best seller La cuchara de plata, publicado hace ya 10 años, nace una nueva serie de libros de recetas fáciles y muy rápidas de hacer, The Silver Spoon: Quick and Easy Italian Recipes. Un manual que recoge un total de 100 recetas italianas para preparar en menos de 30 minutos y del que hoy nos servimos para cocinar una deliciosa comida cargada de aromas.

Ingredientes:

  • 250 g de garbanzos cocidos y escurridos
  • 4 cdas. de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de romero picado fino, y un 
poco más para adornar (opcional)
  • 350 g de rigatoni
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 ramita de perejil picado fino, 
para adornar (opcional)
  • Parmesano recién rallado, 
para servir (opcional)

Modo de preparación:

Ponga la mitad de los garbanzos y 1 cucharada del aceite en un robot de cocina o una batidora y tritúrelos hasta obtener un puré.

Caliente el aceite restante en una cazuela. Eche el ajo y rehóguelo a fuego lento unos minutos, removiendo con frecuencia, hasta que se dore. Retire el ajo y deséchelo. Agregue el puré y

los garbanzos restantes a la cazuela, esparza el romero y sazone con abundante sal y pimienta. Cueza la mezcla a fuego lento, removiendo con frecuencia, 10 minutos.

Mientras, ponga a hervir una olla de agua con sal y cueza la pasta hasta que esté al dente. Escúrrala y reserve 60 ml del líquido de cocción. Pase la pasta a una fuente caliente. Aligere la salsa de garbanzos con el líquido de cocción reservado, si fuera necesario, y viértala sobre la pasta. Adorne los rigatoni con las ramitas de romero o perejil y el parmesano, si utiliza, y sírvalos enseguida.