Queso parmesano, el regalo estrella de Cayetano Rivera junior esta Navidad

El hijo del torero Cayetano Rivera y la presentadora Eva González ya tiene claras sus prioridades en la carta a los Reyes Magos.

Compartir
Eva González y Cayetano Rivera
Foto: Eduardo Parra. Getty

El pequeño Cayetano, hijo de Eva González y Cayetano Rivera, pidió este año a los Reyes Magos una delicatessen italiana: un queso parmesano. Cayetano, con dos años y medio, es tan amante de la buena comida como sus padres y en Tapas tampoco hemos podido resistirnos a este regalo gourmet.

La presentadora comentó entre risas en el programa ‘El Hormiguero’ que el pequeño este año solo quería queso parmesano por Reyes. Nada de juguetes, solo esta delicia italiana. Así, la andaluza colgaba ayer en su ‘feed’ de Instagram la imagen de Cayetano junior con la cuña de queso en las manos con este comentario: «Me habéis preguntado mucho y la respuesta es… SÍ!!! Sus Majestades los Reyes Magos han cumplido su deseo!!».

Sobre el parmigiano

Después de verlo nos ha dado un antojo y hemos querido darnos un capricho. Por eso, si te gusta este lácteo y quieres darte un homenaje de fin de semana con una buena tabla de parmesanos, en Tapas te damos algunas pistas para encontrar el que más te guste:

El queso parmesano o Parmesano Reggiano es típico del norte de Italia, en concreto de las regiones de Parma, Modena, Mantua, Reggio Emilia y las provincias cercanas. En 1992 se le otorgó la Denominación de Origen que controla que esté elaborado solo con leche de vaca de Parma y los meses de curación mínimos.

Según la maduración del queso se le otorgará un sello. A los parmesanos curados más de 30 meses (Parmigiano Stravecchio) les corresponde el sello oro, característico por su aroma intenso. A aquellos con menos de 22 meses (Parmigiano Vecchio) se les dará el sello plata, algo más húmedo y por tanto un poco más pesado. El sello rojo corresponde a los 18 meses mínimos para ser considerado Parmesano Reggiano Fresco, según el Consorcio para la Tutela del Parmigiano Reggiano.

Para que no te la den con queso y asegurarte de que es un parmigiano de verdad recuerda fijarte en estos sellos, las perforaciones del exterior y su código. ¡A disfrutar!