Sorprende a tus invitados con estos fingers de pollo 2.0

Los tradicionales fingers de pollos con un rebozado que te devolverá a tu infancia y que además, está de miedo.

Compartir

Estas tiras de pollo son ideales para comer con la mano, de manera informal, a los niños les encanta y a los mayores… por supuesto que también. Si los fingers de pollo son tu debilidad, esta nueva manera de «rebozado» con base de kikos hará que sea tu nueva obsesión y tu pequeño pecado culinario semanal. Apunta la receta y déjate sorprender:

Ingredientes (4 comensales):

  • 2 pechugas de pollo
  • 200 g de kikos (maíz tostado)
  • Pan rallado
  • 2 huevos
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Lo primero que haremos será triturar los kikos, utiliza un robot de cocina o también puedes usar el clásico mortero. La forma de molerlos también es al gusto; Deja algunos trocitos enteros o muele por completo hasta obtener una especie de pan rallado.

Corta el pollo en tiras, a lo largo y con grosor fino para que se cocinen bien por dentro. Se llaman fingers porque su similitud de tamaño con el dedo. Coloca las tiras de pollo en un recipiente y añade un poco de sal.

Bate los huevos en un plato. En otro, coloca los kikos  y mézclalos bien con el pan rallado. Baña en el huevo cada tira de pollo y luego rebózala con los kikos.

Pon el aceite a calentar y fríe las tiras de pollo. No las frías en exceso porque se quedarán resecas. Cuando estén listas, retíralas y déjalos reposar en un papel de cocina para que absorban el exceso de aceite. Sirve en caliente tanto solos como acompañados de alguna salsa.