Pide comida a domicilio sin que el coronavirus se cuele en tu casa

Las empresas de reparto a domicilio toman medidas de seguridad.

Compartir
Repartidor de Deliveroo
Foto: Getty Images

Aunque las medidas adoptadas por las autoridades para la lucha contra el coronavirus incluyen el cierre de los locales de hostelería en toda España, los restaurantes pueden seguir ofreciendo comida a domicilio, aunque extremando las precauciones, claro está. Este servicio puede ser de crucial importancia para grupos de riesgo o movilidad reducida, así como un salvavidas para muchos negocios de alimentación.

En este sentido, desde Deliveroo aseguran que su «absoluta prioridad es la seguridad de los clientes, riders y restaurantes», por lo que han puesto en marcha una serie de medidas preventivas, según ha informado el CEO y fundador de la compañía, Will Shu. 

Por su parte, la empresa Glovo también ha comunicado que «la seguridad, el bienestar y la salud de las personas son su máxima preocupación». Y ha confirmado que seguirá «operando con normalidad, para ofrecer su apoyo en la distribución de comida y artículos de primera necesidad a todos los ciudadanos».

Éstas son algunas medidas y consejos que ya se han puesto en marcha para poder pedir comida a domicilio con total seguridad:

-Se están proporcionando a los repartidores guantes y mascarillas, con el fin de incrementar las medidas de prevención y protección.

-Igualmente, se están proporcionando a los restaurantes envases y precintos adicionales que permitan sellar las bolsas, además de proceder a la desinfección de éstas antes de entregarlas a los repartidores.

-Además, se recomienda a los empleados de los restaurantes coger las bolsas por los lados, para evitar tocar las asas.

-En cuanto a los clientes, se recomienda el pago con tarjeta, con el fin de minimizar el contacto entre el cliente y el repartidor.

-En este sentido, Glovo ha desarrollado e implementado un nuevo proceso en la plataforma para garantizar la máxima seguridad eliminando la firma en la recepción de un pedido entre el usuario y el repartidor para evitar el contacto.

-Para llevar a cabo un intercambio seguro, el repartidor dejará el pedido en la puerta del domicilio del usuario y mantendrá la distancia de seguridad hasta que éste sea recogido.