El peor error que cometes al hacer croquetas

    Deja de hacerlo ya.

    Compartir

    Hemos probado cientos de croquetas de diferentes rebozados, ingredientes (en el relleno, claro) y texturas. Pero hay algo que diferencia a una buena de una mala.

    Algunas son más ligeras y otras más pesadas, pero todas las provocan el mismo instinto: repetir para llevarnos la siguiente del plato. ¿Por qué? Por su masa, el lugar dónde radica todo el encanto de este alimento.

    Ya lo dice el dicho, el secreto está en la masa, y por eso hemos preguntado a los mejores paladares para que nos digan cómo podemos hacer una buena masa de croquetas, la misma que resulta casi imposible no comer de lo rica que está.

    ¿Cómo dar con la masa perfecta? Estos son los peores errores que cometes al hacer masa de croquetas: 

    1. Lo normal es echar uno de estos dos ingredientes: mantequilla o aceite de oliva. Pero si añadimos los dos a nuestra receta conseguiremos que la masa quede más ligera y con mayor potencial de sabor.
    1. Otro de los “errores” que cometemos es añadir a la masa cebolla casi cruda. Hay que pocharla bien (sin llegar a quemarla). La textura será mucho más ligera y no la notaremos.
    1. Otro ingrediente a cuidar es la harina. Hay que tostarla muy bien, a fuego lento, pero sin dejar de remover para que no se queme. Si incorporamos la harina cruda, nos cargaremos el sabor de la croqueta.

    a00624751 001

    1. Volvemos a repetir un proceso: en vez de añadir leche o nata, añadimos los dos, así nos aseguramos de que la masa quede bien ligada y suelta.
    1. Aunque las ganas de comernos la masa siempre van a estar ahí, y más dependiendo de los ingredientes que hayamos añadido (lacón, jamón, pollo, setas, morcilla), tenemos que dejar reposar la masa de un día para otro, para que enfríe bien, antes de empezar con el rebozado.

    Y ahora que ya sabes cómo hacer bien la masa de las croquetas, prueba a poner en práctica estas recetas ¡que te van a encantar!: croquetas de brócoli y parmesano, croquetas de caballa y croquetas de garbanzos o falafel.

    Día de la croqueta: tres recetas, un error que cometes al cocinarlas y una ruta donde comer las mejores