230 años de buena pasta

Compartir

Desde que en 1789, por un Decreto Real, el señor Garofalo obtuviera la licencia oficial para elaborar y vender «pasta de alta calidad» en Gragnano, provincia de Nápoles, la compañía que lleva su nombre ha estado haciendo honor a tal compromiso para deleite de los amantes de la mejor pasta italiana.

Para lograr el mejor producto, Garofalo selecciona la que consideran como mejor sémola del mundo, lo que les permite obtener una pasta de máxima firmeza y elasticidad, incluso cuando se cuece más tiempo del recomendado. Así que si algo nos sabe mal, está claro que es culpa de la salsa.

Como no queremos que esto no ocurra, es mejor que echéis un vistazo entre todas las recetas de Garofalo y os dejéis sorprender con sus grandes trucos que sorprenderán a todos vuestros comensales. Por nuestra parte, ya hemos probado estos rigatoni Garofalo con calabaza asada, queso gorgonzola y salvia y no nos los podemos sacar de la cabeza:

Ingredientes:

  • 400 gramos de rigatoni Garofalo
  • 200 gramos de calabaza
  • 100 gramos de setas shitake
  • 120 gramos de nueces
  • 150 gramos de queso gorgonzola
  • 50 gramos de parmesano rallado
  • Ramita de salvia
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • Sal en escamas
  • Pimienta negra

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 200 grados. Mezclar la calabaza, el aceite de oliva y la sal en un bol grande hasta que la calabaza esté impregnada en aceite. Poner un papel de horneado sobre una bandeja del horno y colocar los trozos de calabaza encima. Espolvorear con unas escamas de sal. Asar hasta que los trozos de calabaza se hayan arrugado ligeramente y estén tiernos al pincharlas con un tenedor (35-45 min).
  2. En otra bandeja de horno de papel horneado, extender uniformemente las nueces y hornear de 12 a 14 minutos. n otra bandeja de horno con papel de horneado, extender uniformemente las nueces y hornear de 12 a 14 minutos. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente.
  3. En una cacerola saltear los ajos muy picados en el aceite. Añadir las setas junto con un poco de vino blanco y saltear. Cuando el líquido se haya evaporado, añadir los trozos de calabaza asada y saltear. Salpimentar.
  4. Para la pasta, poner agua sin sal y sin aceite a hervir. Una vez que comience a hervir, añadir sal gorda y a continuación los rigatoni Garofalo. Remover la pasta durante los dos primeros minutos. Transcurrido el tiempo de cocción (13 minutos) escurrir la pasta y no enjuagar con agua. Conservar parte del agua de cocción para después. Añadir la pasta a la calabaza, junto con unas hojas de salvia, las nueces y el parmesano y dar unas vueltas. Rectificar de sal si fuera necesario.
  5. Terminar con el gorgonzola en trozos por encima.