Para mojar pan: Sano y fresco, así es Petit Appetit

Compartir

Cuando Petit Appetit abrió su primer local SALAD&PASTA en 2012 en el madrileño barrio de Chamberí (en concreto en Monte Ezquinza 1) nadie puedo imaginar el éxito que alcanzarían unos cuantos años después. El menú y la carta de este primer local está compuesto sobre todo por las ensaladas y pasta, así como wraps y molletes o baguettes de todo tipo. ¿Lo mejor? Puedes crear la ensalada, el wrap o el plato de pasta según tu gusto, eligiendo la base – canónigos, cous cous o arroz salvaje, entre otros – y todos los ingredientes – proteínas como huevo, pollo o atún; legumbres como soja o quinoa; o quesos como de cabra, feta o gouda. ¡Cada plato será diferente de cualquier otro!

Tras el éxito del local de Ezquinza, Petit Appetit prueba suerte con otro local, esta vez más orientado a un concepto restaurante en Argensola 24. En este nuevo establecimiento la carta se ve plagada de diferentes cremas y sopas de la casa, como vichyssoise o salmorejo; carnes como lomo de buey y brochetas de pollo teriyaki; pescados como el tartar de salmón o salmón con salsa de boletus y una infinidad de postres caseros.

Si aún no te han entrado ganas de ir a disfrutar de cualquiera de estos dos locales, la decoración terminará de enamorarte. Ambos establecimientos destacan por un estilo muy personal y detallista, con una vajilla antigua y muebles traídos desde Francia que hacen del lugar un oasis en medio de la ciudad en el que disfrutar no solo de una comida deliciosa, sino también de un espacio único.


Crédito fotos: Petit Appetit