El laboratorio de ‘Breaking Bad’ se convertirá en bar neoyorquino este verano

Compartir

La repercusión que dejó la serie Breaking Bad sigue materializándose en cada parte del planeta. Tras el éxito conseguido en Europa, el bar-laboratorio inspirado en la serie cruzará el Atlántico y se instalará en Nueva York durante estas vacaciones estivales.

No hay que hacer un arduo trabajo de convencimiento para visitar Nueva York, mucho menos cuando sabemos que durante este verano un pedazo de la serie favorita para muchos, Breaking Bad, estará formando parte de sus calles con el llamado ABQ (Albuquerque), el bar inspirado en el laboratorio de Walt y Jesse.

El ABQ, que viajará hasta Nueva York para repetir el éxito conseguido en ciudades como París y Londres, permitirá que los 30 visitantes para los que tiene aforo puedan elaborar sus propios cócteles moleculares y se sientan, por ende, como los protagonistas de Breaking Bad en sus largas horas de trabajo entre probetas y experimentos.

Esta experiencia Heisenberg fue creada hace unos años por Lollipop y desde entonces el objetivo no es otro que ir ganando adeptos por todos los países del mundo y sus ciudades más icónicas, las mismas que inviten a tomar algo entre amigos y disfrutar de una velada divertida mientras se rememora la que fue la serie más aclamada de la pequeña pantalla.

Una aventura que no sólo ofrecerá la posibilidad de ser los propios creadores de la bebida, también la oportunidad de enfundarse el mono amarillo que convierta a los visitantes de este bar en idénticos reflejos de Walter White y Jesse Pinkman.

Una inolvidable cita que comenzará a hacerse realidad a partir de julio, cuando ABQ abra sus puertas y no las cierre hasta septiembre. La entrada a este bar estará en unos 50 euros y, además de la experiencia y de tres cócteles, también se podrá realizar un tour de dos horas por cada rincón de este improvisado laboratorio repleto de decoración traída directamente de la serie.