La caída de la publicidad por el coronavirus azota a los medios de comunicación

Las asociaciones de editores de prensa, radio y televisión privadas urgen al Gobierno a establecer medidas de apoyo específicas para el sector.

Compartir
La caída de la publicidad por el coronavirus azota a los medios de comunicación
Foto: Getty Images

Los medios de comunicación están mostrando su lado más solidario durante la crisis por coronavirus ofreciendo sus contenidos de manera gratuita a la población. Las publicaciones buscan con esta iniciativa «ofrecer información veraz y contrastada» a los ciudadanos y «entretenerles» durante la cuarentena, según explica la Asociación de Medios de Información (AMI).

Desde que comenzara la amenaza del covid-19 y, especialmente, después de que el Gobierno español decretase el estado de alarma, las audiencias de la prensa escrita, radio y televisión están experimentando un importante incremento tanto a nivel nacional como internacional, debido a que millones de personas en todo el mundo están buscando constantemente información al respecto. Esta es la parte positiva.

Pero en el lado opuesto se sitúa la caída de los ingresos por publicidad provocada, precisamente, por la crisis del coronavirus. En este contexto, muchos anunciantes han parado las campañas que ya tenían en marcha o no han iniciado nuevas. Este descenso amenaza la supervivencia de muchos medios de comunicación, especialmente de los que ofrecen su versión digital de forma gratuita -y se financian a través de la publicidad-, en un momento en el que los ciudadanos demandan más información. Por ello, las asociaciones de editores de prensa, radio y televisión privadas urgen al Gobierno a establecer medidasde apoyo específicas para el sector.

En este sentido, Fernando de Yarzapresidente de la Asociación Mundial de los Editores de Prensa (WAN-IFRA) y del Grupo Henneo, ha señalado en una entrevista a Cadena Ser que la situación actual es de «máxima preocupación«, porque «después de unos años durísimos, que han venido acompañados de expedientes de regulación y de ajustes por la transformación digital y por la crisis que sufrimos hace diez años, en un momento en el que empezamos a sacar la cabezallega esta pandemia global que nos pilla en el peor momento posible. Pone en riesgo un servicio público al ciudadano como somos los medios de comunicación, pero también miles de puestos de trabajo, por lo que si no se aplican las medidas de ayuda necesarias se pueden ver en peligro”.

Por ello, solicita al Gobierno financiación a corto plazo para afrontar la extraordinaria situación que vive el país. “Estamos trabajando más que nunca cuando el modelo de ingresos publicitarios se ha caído. Al no podernos acoger a figuras como ERTE, necesitamos principalmente financiación a corto plazo. Necesitamos un puente que nos haga cruzar este problema de liquidez que seguro vamos a tener en las próximas semanas; y que encima va a ver el compromiso que tiene las administraciones con la libertad de prensa y los medios de comunicación”.

La AMI ha trasladado al Gobierno sus propuestas en un documento que alerta: “Para evitar que a la salida de la pandemia el deterioro de las empresas de medios se traduzca en una nueva destrucción de puestos de trabajo y en pérdida del pluralismo informativo como sostén de la democracia, urge la adopción por parte del Gobierno de un plan específico que remedie la situación, en tanto persista la casi ausencia de publicidad en un momento de emergencia nacional”. Un momento en el que las redacciones realizan un enorme esfuerzo para informar de la pandemia y en el que la audiencia de las ediciones digitales gratuitas bate récords.

Por su parte, Ramón Osoriopresidente de la Asociación Española de Radiodifusión Comercial (AERC), defiende el papel de la radio siempre y, especialmente, en esta extraordinaria situación. «Nosotros no nos podemos permitir dejar de emitir y menos en estos momentos con los mensajes que tenemos que dar para contener la pandemia, con lo que acompaña a la radio, tantas personas que están aisladas, tantas personas mayores que están solas… La radio ahora tiene un papel fundamental, y no nos lo podemos permitir. Pero a la vez somos empresas privadas, y llegamos hasta donde llegamos”.

Asimismo, recuerda que desde 2010 la caída de la publicidad en radio ha sido superior al 44% y que ahora en algunos medios esa cifra llega hasta el 80%. «Es caída sobre caída y por tanto necesitamos una ayuda para que la radio siga cumpliendo el papel que tiene normalmente, pero que en esta situación inédita cobra una mayor importancia tanto a nivel nacional como local. Ahora mismo, lógicamente, el anunciante, como toda la sociedad, tiene sus propios problemas y al estar todos confinados no hay publicidad, se ha caído”.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se ha unido a estos organismos y ha solicitado al Ejecutivo que estudie y apruebe ayudas a los medios de comunicación ante el desplome publicitario. En concreto, el organismo considera oportuno y necesario «un plan de ayudas específico para los medios, condicionado siempre a asegurar el mantenimiento del empleo”, ya que considera que el periodismo «no puede permitirse una repetición de la crisis del decenio de la recesión, donde el sector de los medios fue uno de los más golpeados, con 13.000 empleos perdidos y decenas de empresas cerradas”, según manifiesta a través de un comunicado.

Si, como piden los editores, una de las medidas pasara por el incremento de la publicidad institucional, la FAPE reclama la máxima transparencia y pluralidad en el reparto de la inversión”, concluye el escrito.

Más información: