El ‘karaoke box’ asiático llega a Madrid

Canta, desafina, ríe, baila y haz el ridículo pero, eso sí, al más puro estilo japonés, en petit comité. Un nuevo formato con salas privadas y bar de cócteles que ya lo está petando en Francia y que ahora se instaura en la capital.

Compartir

Los karaokes resultan una alternativa bastante atractiva para divertirte en las salidas con amigos, tanto si decides comenzar allí la noche o terminarla. La cuestión es que suele resultar un planazo. Sin embargo, queremos presentarte una opción aún más innovadora para tus salidas de ocio y se llama BAM Karaoke. Es el primer local que se abre en España de estas características y se inauguró en Madrid en septiembre en la calle Recoletos, 23.

Se trata de un karaoke pero no uno cualquiera. Es un novedoso formato inspirado en la tradición japonesa de este tipo de locales con salas privadas. Un nuevo concepto y forma de disfrutar la experiencia de cantar con amigos de la manera más exclusiva e íntima a través de sus salas privadas. Este local dispone de 7 espacios independientes con diferentes aforos (para 4, 6, 8, 10 y 12 personas para que puedas elegir la que más te encaje) cada una de ellas posee una decoración cuidada y estilo propio.

Una fórmula para celebrar un cumpleaños, despedida, evento o simplemente salir con los amigos y darlo todo durante dos horas si preocuparte de si desafinas o si molestas al resto de la sala ya que está insonorizadas. Será como jugar al ‘SingStar pero sin incordiar a los vecinos. Y, lo mejor de todo, olvídate de esperar interminables turnos para elegir melodía. Aquí tienen además un repertorio con más de 20.000 canciones y la posibilidad de crear tu propia playlist.

Si todo esto ya comienza a resultarte tentador, espera porque aún hay más. En el bar disponen de una carta de cócteles de autor como BAM Spritz o BAM’S Secret o, para compartir, como el Sangría Pink. Si prefieres algo más sólido, su carta de snacks dulces y salados está disponible durante todo el tiempo que permanezcas en la sala y ni siquiera tendrás que salir a buscarlo. Simplemente, haces tu pedido a través de una pantalla táctil que encontrarás dentro del ‘box’ y el camarero lo llevará hasta allí. Como remate final, podrás obtener una fotos estupendas para tus redes sociales gracias a la decoración de luces led que inundan la sala.

El fundador de BAM Karaoke Box, descubrió y experimentó el karaoke box asiático en un viaje a Japón y quiso fomentar este negocio en Europa. A día de hoy, cuenta con cuatro establecimientos entre París y Bordeaux a los que suma esta nueva apertura madrileña.