El ajo (y su sopa) también tiene beneficios

Compartir
Bulbs of garlic in a wire basket Allium Allium Sativum Basket Baskets Blue Blueness Bluish Blur Blurred Blurry Close Close Up Close- Close-Range Photograph Close-Range Photographs Close-Up Close-Ups Closeup Closeups Focus Food Food And Drink Foodcollection Foods Foodstuffs Fresh Furnishings Furniture Garlic Garlic Bulb Garlic Bulbs Indoor Indoor Photo Indoor Photos Indoor Shot Indoor Shots Indoors Ingredient Ingredients Inside Interior Interior Photo Interior Photos Interior Shot Interior Shots Interior View Intimate Lots Many Natural material Natural materials Near No One No-One Nobody Nutrition Onion Family Vegetable Onion Family Vegetables Out Of Focus Raw Retro Royalty Free Rustic Soft Focus Studio Photo Studio Photos Studio Shot Studio Shots Style Table Tables Timber Table Timber Wall Uncooked Unfocused Veg Vegetable Vegetables Veggies Vegies Vintage Wicker Wire Basket Wire Baskets Wirebasket Wirebaskets Wooden Table Wooden Wall Wooden walls

Si alguna vez te has preguntado cuáles son las ventajas de comer ajo con el fuerte sabor de boca que deja y lo mucho que pica, nosotros hemos recopilado sus mejores beneficios y hemos hecho la comida para hoy: una consistente sopa de ajo.

El poder del ajo radica, precisamente, en cada mordisco que le damos a cada diente de ajo. En ese momento se liberan compuestos de azufre imprescindibles para nuestra salud.

Tiene un alto valor nutritivo, rico en minerales, vitaminas de varios complejos como el B y el C, y bajo aporte calórico, por lo que siempre, junto con la cebolla, estará presente en dietas moderadas y estrictas.

El ajo  funciona con gran éxito para prevenir problemas relacionados con la pérdida de memoria a pequeña escala y a grande con la demencia y algunos casos de Alzheimer.

Al mejorar los niveles de colesterol (malo) y reducir los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares, como infartos, trombosis o coágulos.

También funciona muy bien para curar resfriados, expectorar rápido y reducir la presión sanguínea.

Receta de la sopa de ajo

Ingredientes:

  • 10 dientes de ajo.
  • 6 huevos.
  • 12 rebanadas de pan duro.
  • 2 litros de caldo (de verduras o carne, al gusto).
  • Sal y pimienta.
  • 2 cucharadas de pimentón dulce de la Vera.
  • 50ml de aceite de oliva.

Preparación:

Primero pelamos y fileteamos el ajo para después poder sofreírlo en una cazuela con el aceite hirviendo, sin dejar que el ajo se queme. Cuando estos filetes de ajo tengan un aspecto dorado, añadimos la mitad de las rebanadas de pan.

Fuera del fuego espolvoreamos el pimentón dulce para que no se queme y sólo nos aporte el color y un poco de sabor, que es el objetivo de esta receta. Si lo añadimos con la cazuela en el fuego, arrastraremos el sabor a quemado durante todo el proceso.

Una vez mezclado todo el proceso, volvemos al fuego y añadimos el caldo de carne o verdura (al gusto) y no dejamos de remover durante 10 minutos. Y añadimos el resto de pan que nos haya quedado, unas 6 rebanadas.

Salpimentamos al gusto y retiramos del fuego para comenzar a servir.

01 gtres_a00677713_002