Saca a tu perro a dar un paseo y, de paso, a tomar algo.

Te mostramos algunos de los restaurantes ‘Dog Friendly’ que puedes encontrar en España.

Compartir

Tu mascota es parte de la familia y no quieres prescindir de ella en ningún momento, nisiquiera, en las comidas y cenas fuera de casa. Por eso, hemos elaborado una lista con alguno de los sitios en las principales ciudades de España donde tu perrito será bienvenido como uno más. Apúntatelos:

El Perro y la Galleta (Madrid)

Seguro que no hay mejor plan para tu amigo canino y tú que dar un largo paseo juntos por el Retiro y, más tarde, parar a comer en el bonito restaurante de Claudio Coello, ‘El Perro y La Galleta’. Su nombre ya da una ligera pista de lo amables que serán con nuestras mascota y, además, la comida está deliciosa.

View this post on Instagram

Buenos días y feliz jueves desde @elperroylagalleta

A post shared by El Perro Y La Galleta (@elperroylagalleta) on

Can Xarc (Ibiza)

Encontrarás este restaurante en primera línea de playa, en la zona del paseo marítimo de Santa Eulalia. Su especialidad son la carne y el pescado a la brasa y la cocina al horno de leña. Además, podrás disfrutar de música en directo. Si vas a Ibiza y, por supuesto, lo haces junto a tu perro, este es tu sitio. ¡Aquí tu peludo amigo será bien recibido!

 

Ambigú Lounge (Gijón)

Frente a la playa de San Lorenzo podrás disfrutar de este local situado en un lugar tan mágico y, a tu vera, también podrá experimentarlo tu mascota. Pide o comparte con tu amigo canino: sushi, wok, sandwiches o hamburguesas e, incluso, menú de cenas con barra libre de mojitos. Una oferta gastronómica divertida e informal.

 

Llop (Barcelona)

En el barrio del Raval encontrarás este pequeño pero acogedor restaurante donde los perros tienen la consideración de llamarles señores, ¿qué más necesitas saber? Pues que sus bravas son maravillosas.

 

Cevichévere (Madrid)

A favor siempre de los locales como este. Situado en la calle María de Molina, donde la alimentación sana es la base pero, eso sí, sin prescindir jamás del sabor. Profesionalidad, calidad del producto y, sus imprescindibles, los ‘Poke Bowls’, no se puede pedir más. ¡Ah, sí! Que además, te puedes llevar a tu perrito.