Cuidado con las falsificaciones… también en la comida

Compartir

Las falsificaciones chinas están por todos lados, en cada esquina y en todos los ámbitos de la sociedad. Algunas más conseguidas – como bolsos de Gucci o Michael Kors y polos de Lacoste – otras no tan conseguidas, llegando a lo más top de lo cutre, como camisetas *Acliclas, ropa interior *Unco, o sospechosas imitaciones, baratas y de baja calidad de todos los productos Apple. Dejando de lado los efectos indirectos para la economía y la industria, así como otras prácticas ilegales, estas imitaciones no tienen ningún efecto nocivo ni malsano para sus compradores – nadie puede morirse por comprar una camiseta o un reloj falsificado. Sin embargo, con la gastronomía no es así. Ten cuidado porque una “falsificación gastronómica” puede hacerte mucho daño.

Aunque no te lo creas existen muchas, hoy te presentamos cinco ejemplos. Casi todos ellos provenientes del gigante asiático.

1. Cuidado con las falsificaciones… también en la comida


Aunque parezca mentira, existe arroz falsificado hecho a base de patatas duras y patatas dulces mezcladas con resina plástica. Siempre tiene una forma dura – incluso después de ser cocinado. Según dicen, tres tazas de este arroz falsificado equivalen a una bolsa de plástico grande, de basura.

2. Cuidado con las falsificaciones… también en la comida


En 2008 se descubrió este escándalo en China en el que muchos niños padecieron de cólicos nefríticos y diferentes fallos hepáticos debidos al contenido adulterado con productos químicos de la leche para niños.

3. Cuidado con las falsificaciones… también en la comida


Dos fábricas fueron las culpables de crear esta falisifiacion de tofu con varios químicos – se hacía a base de una proteína de soja, glutamato de sodio, colorantes y saborizantes para cambiar sus texturas y sabores.

4. Cuidado con las falsificaciones… también en la comida


Esta estafa fue llevada a cabo por una compañía que supuestamente vendía agua embotellada, pero esta agua no pasaba ningún tipo de controles de higenización ni anti contaminates. Se llegó a encontrar en muchas de estas botellas de aguas embotelladas restos de la bacteria Escherichia coli.

5. Cuidado con las falsificaciones… también en la comida


Parece mentira, pero también se han reportado algunas compañías chinas que realizaban los famosos baos con trozos de cajas de cartón, una mezcla de químicos y sosa caústica. Realmente aterrador.