7 bodegas que puedes visitar desde tu sofá

El vino no ha dejado de llenar nuestras copas, pero la experiencia de visitar las bodegas nos tiene con ganas de más... Al menos, éstas ofrecen recorridos virtuales que saciarán tu curiosidad.

Compartir
Visitar Bodegas Marqués de Murrieta
Bodega Marqués de Murrieta. Foto: Cortesía de Vinissumus.com

Aunque aún no podamos visitar bodegas en persona, pasear por sus viñedos y disfrutar de sus vinos in situ, las nuevas tecnologías nos permiten conocerlas sin movernos del casa.

Y al igual que ha pasado con algunos museos, durante el confinamiento han sido muchas las bodegas que han recurrido al ingenio y a la creatividad para organizar en tiempo récord visitas virtuales a sus instalaciones. Así que descorcha una buena botella de vino, ponte cómodo y disfruta de este viaje.

6. 7 bodegas que puedes visitar desde tu sofá

Marqués de Riscal

En la localidad de Elciego se alza la bodega más antigua de La Rioja alavesa y La Ciudad del Vino. Pese a la imponente silueta que redefinió el paisaje de la zona, el edificio de Frank Gehry acomoda sus sinuosas curvas al lado de la histórica bodega. Fue fundada en 1858, así que un paseo virtual por sus instalaciones es, a la vez, un viaje en el tiempo. A través de su web puedes realizar una visita que te permitirá adentrarte en las instalaciones de la bodega. Desde su famosa ‘catedral’ –con las botellas de todas las añadas de vino elaboradas en la bodega desde el año 1862– pasando por la biblioteca, hasta, cómo no, el espacio Gehry o incluso su apetecible spa.

Tómate un Marqués de Riscal Gran Reserva 2013 (36,95 €, en Vinissimus) y deléitate con este chateâu del siglo XXI.

5. 7 bodegas que puedes visitar desde tu sofá

Bodega Otazu

Viñedos históricos y arte contemporáneo se dan la mano a ocho kilómetros de Pamplona. Otazu se asienta sobre un antiguo señorío medieval donde hoy reinan vinos modernos de gran personalidad en un enclave repleto de obras de arte contemporáneo de creadores internacionales. Para disfrutar de la experiencia sin salir de casa, la bodega organiza visitas virtuales, a través de su cuenta de Instagram, en las que se puede disfrutar de la imponente colección de arte que alberga o la sala de barricas. Asimismo, a través de la iniciativa #enjoyathomefestival la agencia Rios&Toth propone encuentros a través de su red social con responsables de la bodega y sesiones sobre las fases del embotellado del vino o catas virtuales.

Para saborearlas al completo, abre un Otazu Rosado Merlot 2013 (9,95 €) y brinda por ello.

4. 7 bodegas que puedes visitar desde tu sofá

Marqués de Murrieta

Bienvenidos a la impresionante Finca Ygay: más de 170 años de historia embotellada. El origen de esta mítica bodega está unido al del vino de Rioja desde el siglo XIX. Don Luciano Murrieta elaboró los primeros vinos de Rioja en 1852. Además fue el primero en exportarlos fuera del territorio nacional. Y fue nombrado marqués por el rey Amadeo de Saboya gracias a su labor en esta tierra. En sus años de formación viajó a Burdeos para aprender las técnicas de elaboración del vino. Y las trajo consigo de vuelta a España, donde mandó construir el emblemático Castillo de Ygay, recientemente remodelado. A través de su web puedes recorrerlo sin salir de casa. 

Y, para la visita, recomendamos descorchar  el célebre Castillo Ygay Blanco Gran Reserva Especial 1986 (495 €) –que recibió 100 puntos Parker– para estar a la altura de tan  insigne lugar.

3. Emilio Moro

Emilio Moro y Cepa 21

Puedes recorrer dos de las bodegas más emblemáticas de la Ribera del Duero a golpe de clic. Estas dos bodegas (además de una tercera que tienen en El Bierzo) son el resultado de una familia bien avenida. José y Javier Moro son la tercera generación de viticultores que ha crecido bajo una tradición que se remonta a 1891, año del nacimiento de su fundador, don Emilio Moro. Ahora, y desde casa, puedes iniciar una doble visita por la bodega original de Pesquera de Duero (Valladolid) y, después, dar un paseo por Castrillo de Duero, donde en lo alto de un pequeño promontorio se puede visitar el vanguardista edificio de Bodegas Cepa 21, inaugurado en 2007.

Cuando ya hayas concluido el ‘paseo’ puedes darte un homenaje con un Malleolus de Valderramiro 2015 (165 €). Te aseguramos que desde el primer sorbo la ‘visita’ ya habrá merecido la pena.

2. Llopart

Llopart

Desde hace siglos, esta familia viticultora elabora cavas y vinos en la cormarca del Penedés. Es una de las comarcas vitivinícolas más interesantes del mundo, y bien merece una visita. Para descubrir  algunas de las joyas del mundo del cava, la bodega de la familia Llopart –heredera de una tradición de siglos– ofrece un recorrido virtual por sus instalaciones de Subirats, en las que se puede transitar desde sus elegantes cavas artesanales hasta las más modernas instalaciones para sentir el lema que ha acompañado a la familia desde 1385, Ex Vite Vita (‘De la vid viene la vida’). Una definición perfecta para una de las bodegas de cava más emblemáticas.

Para redondear la experiencia, aconsejamos un Llopart Ex Vite Reserva Brut (44 €). Es un espumoso Gran Reserva elaborado a partir de las variedades de Xarel·lo y Macabeu procedentes de la finca familiar, Heretat Can Llopart.

1. Tinto Pesquera

Tinto Pesquera

Desde 1972 la Familia Fernández Rivera mima sus bodegas y sus viñas en la Ribera del Duero. El grupo que aglutina las bodegas Tinto Pesquera, Condado de Haza, Dehesa de la Granja y El Vínculo y el Hotel AF Pesquera es uno de los referentes en el sector enológico español e internacional. Así que una visita siempre merece la pena. Ésta comienza en Pesquera de Duero (Valladolid), con una de las bodegas fundadoras de la denominación de origen Ribera del Duero que comenzó su andadura en 1972. Desde la bodega original están impartiendo estos días catas online y visitas virtuales a través de sus redes sociales.

Si quieres saborearlas con todos los sentidos, te recomendamos un clásico tempranillo, Tinto Pesquera Crianza 2017 (18 €). Y a disfrutar.