Y yo, ¿cómo me como las 5 piezas de fruta diarias?

Según nos dicen los expertos en nutrición y dietética – junto con otros consejos como hacer deporte, beber mucha agua y llevar una dieta sana – lo ideal es tomar 5 piezas de fruta al día. Pero… ¿5? ¿Son demasiadas, no? ¿Cómo añado estas 5 piezas de fruta a mi dieta diaria? Hoy te damos algunos consejos para añadir estas 5 piezas de frutas en tu día a día sin que te des casi ni cuenta. Empecemos con el desayuno y en vez de tomar un simple café y salir corriendo para la oficina, podemos tomar algo de piña, papaya o kiwi acompañando nuestras galletas o tostadas. Por otro lado esta la opción de hacer smoothies caseros, ideales para desayunar. Plátano, sandía y pera es lo único que se necesita para empezar con fuerza, alimentarse de forma saludable y ya de paso, serán 3 piezas de fruta las que habremos tomado sin darnos ni cuenta. A media mañana una pera o una manzana pueden ser el snack perfecto para llevar a la oficina y con el que retomar fuerzas a media mañana. Comer una manzana a bocados con la piel – lavada previamente – es incluso beneficioso para tu dentadura. Dos pájaros de un tiro.

La hora de la comida es otra excusa para meter más fruta a la ecuación. Una ensalada con rodajas de naranja o como postre al finalizar el almuerzo puede ser una buena idea. ¿Qué tal una nectarina o un trozo de sandía? En ocasiones nos apetece cenar ligero para no irnos a la cama demasiado hinchados – así que qué mejor que apostar por la fruta. Podemos preparar por ejemplo un bol de yogur con galletas y trozos de ciruelas, frambuesas, moras o arándanos. Ideal, ligero y nutritivo.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD