La simbiosis entre el arte y el whisky es “Genesis 72 Years Old”

Cuando el arte es una botella The Macallan, se da a conocer en el Museo del Prado y es tan exclusiva que sólo hay dos unidades en España.

meneame
Compartir

En medio de la naturaleza, entre las laderas y antiguas colinas escocesas de la región de Strathspey, se encuentra una impactante pieza de arquitectura contemporánea que da vida a la nueva destilería de The Macallan. Diseñada por Rogers Stirk Harbour y presentada en junio de 2018, este centro experiencial almacena uno de los whiskies más exclusivos del mundo. Tanto que, de su último lanzamiento, sólo hay 600 botellas, y dos están en España. En barriles de roble y con sabor a jerez, la edición “Genesis 72 YO” de The Macallan, con un precio de 60.000$ por botella, envejece en sus cubas durante 72 años. Se trata del whisky más antiguo jamás embotellado y su edición limitada ha sido presentada en exclusiva el Museo del Prado.

Las puertas de una de las pinacotecas más importantes del mundo han sido cerradas para dar a conocer una obra de arte inusual y extraordinaria. Por su carácter artesanal, su laborioso proceso de producción y el diseño de su botella, creado en cristal de Lalique, el “Genesis 72 YO” de The Macallan no podía presentarse en otro espacio que no fuera rodeado de obras de arte. El símil que existe entre las obras que El Prado guarda en su interior, describe a la perfección lo que este whisky representa siendo el resultado de la colaboración de diferentes maestros del lujo. La arquitectura, la construcción, la artesanía y el cristal se han unido para consolidar los pilares que han dado forma a una exclusiva bebida como es este whisky.

El Museo del Prado, a su vez, presenció y fue protagonista de la experiencia de presentación The Macallan. Un recorrido, por algunas de sus piezas más emblemáticas, sirvió para explicar las características de una bebida tan exclusiva como es “Genesis 72 YO”. La obra “El Jardín de las Delicias”, de El Bosco (Siglo XV-XVI), y “El Descendimiento”, de Rogier van der Weyden (1443), hacen referencia a la importancia del buen hacer, a la artesanía y a la madera que se utiliza para envejecerlo. Las tallas de cristal del Renacimiento milanés sirvieron para explicar el trabajo del cristal de la botella que le cobija. Como la fuente que cuenta la “Historia de Hermafrodito y camafeos de los Doce Césares”, del taller de los Sarachi (1540-1587), hecha en cristal de roca, plata dorada, oro esmaltado, perlas y lapislázuli. O las ocho musas de la colección de cultura clásica que presiden la “sala de Las Musas” donde se celebró la cena de presentación. Estas esculturas de mármol son las piezas más antiguas que alberga el museo, pues datan de 1500, y fueron encontradas en la Villa Adriana de Tívoli. Un lugar perfecto para poder percibir de primera mano la magnificencia de un whisky como este.

72 años le han valido a The Macallan crear un producto tan exclusivo y de edición limitada. Destilado durante los años 40, The Macallan “Genesis 72 YO” es un espirituoso sin igual, que comienza su proceso de maduración durante la época de prosperidad surgida tras la Segunda Guerra Mundial. Después de este paso le llegan 72 años de maduración, a través de los cuales recibe unos ligeros matices de color que sugieren que no es un “single malt” al uso. Su sabor destaca por un exquisito equilibrio de roble fuerte y dulce, por las cubas que lo han albergado, con un espíritu ahumado que da forma a su carácter refinado con reminiscencias de un tiempo pasado. Es un whisky que, en boca, sorprende una y otra vez con aromas frutales y a roble. Toda una experiencia de obra de arte para los sentidos que sólo algunos afortunados podrán llevarse a la boca.