Viña Pomal rinde homenaje a sus orígenes en Haro, la ciudad que lo vio nacer, con el último evento de su aventura

La aventura que Viña Pomal, buque insignia de Bodegas Bilbaínas, comenzó hace un mes en Madrid y siguió por ciudades como Bilbao, en honor al origen de su fundador, y Barcelona, ha llegado a su fin. Tras dar a conocer al público el primer vino del mundo que envejecerá en barricas tatuadas, Viña Pomal  homenajeó a sus orígenes con un último evento celebrado el pasado sábado 1 de julio en la tierra que lo vio nacer: Haro. Una cita que culminó con esta gran y rompedora iniciativa de tatuar en directo barricas de vino gracias al buen hacer de la artista local Mery Rajin.

El acto finalizó con una exposición de las distintas barricas tatuadas por los artistas nacionales e internacionales que han estado haciendo parada en cada una de las ciudades- Megan Massacre (Nueva York), Jack T. Newton, (Reino Unido), El Bueno (Madrid), Moay (Bilbao) y Mao Buffoneti (Barcelona)- y que han mostrado al público el verdadero arte de la pirografía.

Esta nueva edición limitada verá la luz en el mes de noviembre bajo el nombre de Viña Pomal Compromiso. Un vino caracterizado por el origen, la tradición, la tierra de la que surge y, cómo no, del compromiso.

En palabras de Alejandro López, enólogo de Bodegas Bilbaínas e impulsor de la iniciativa: Estamos orgullosos de nuestros valores. Origen, tradición, compromiso y tierra, son parte de nuestra identidad y queremos marcarnos estos conceptos a fuego. No se nos ocurrió mejor manera de hacerlo que mediante el arte del tatuaje y en nuestra piel, las barricas. Es por ello que hemos impulsado esta iniciativa y hemos creado la edición limitada Viña Pomal Compromiso, mostrando nuestro auténtico y más sincero compromiso con Viña Pomal y lo que nos define.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD