Viña Pomal, el primer vino que se tatúa sus valores a fuego

El arte del tatuaje llega a Viña Pomal, la casa de vinos que ha sabido mantenerse fiel a sus valores clásicos, con el objetivo de hacer que sus vinos reposen en barricas tatuadas con los valores de la firma.

Así es como Viña Pomal reivindica sus valores, lanzando Viña Pomal Compromiso, una edición limitada de vino espléndido y especial; también el mismo que pretende transmitir sus principios más arraigados, por lo que la mejor manera de hacerlo es grabando a fuego (y de una manera muy atractiva) en las barricas, la cuna de estos vinos, los valores por los que se rige la firma.

Compromiso, origen, tradición y tierra son las cuatro armas fundamentales de Viña Pomal es que, gracias al trabajo de seis tatuadores de renombre internacional, vamos a poder contemplarlos en tatuajes grabados a fuego sobre las ya mencionadas barricas de roble.

En directo y durante un recorrido por toda España con cuatro escenarios muy diferentes, Viña Pomal Compromiso se convertirá en el primer vino del mundo reposado en barricas con tatuajes.

Una experiencia que ya ha comenzado en Madrid y continuará por  Bilbao, en los días 3 y 4 de junio, en The Sunday Market Food Experience by Viña Pomal, donde el tatuador Moay dará rienda suelta a tu talento en las paredes de las barricas.

En los días 10 y 11 junio Barcelona será sede del siguiente encuentro entre Viña Pomal y los tatuajes. Aquí Bufonetti será el encargado de grabar a fuego estos valores con un estilo japonés.

La actividad se cerrará en Haro, La Rioja, el día 1 de julio por Mary Rajin, la encargada de tatuar la última barrica de roble para este vino.

Un viaje sensorial por la historia de Viña Pomal que, además de contemplar, también podremos saborear a finales de año tras al crianza de Viña Pomal Compromiso.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD