Uvas, pan y queso saben a beso

Cristina Romero

¿Qué comes de postre? Te lo preguntamos porque, según tu respuesta, serás más o menos propenso a los buenos besos, a los que son verdaderos, a los que gustan, a los que te dejan con ganas de más. Como un buen postre.

Ni se nos pasa por la cabeza cuestionar el poder de un refrán, y menos si nos incita a besar mucho y bien, como el que traemos hoy: Pan, uvas y queso saben a beso.

¿Qué tiene que ver un mendrugo de pan, un racimo de uvas y una cuña de queso con esos besos que das y recibes? Para nosotros tiene que ver mucho y para ti, en cuanto te contemos su significado, también.

Hay quien prefiere rematar la jugada con una rebanada de pan como postre; los más tradicionales lo hacen con fruta y los más sibaritas con queso, tres opciones tan dulces como saladas que dejan un buen regusto en el paladar, como el sabor de un buen beso, de ahí este símil.

Y este refrán anima a probar las tres opciones (pan, uvas y queso) como remate de una buena comilona para que sintamos la misma sensación placentera del beso.

Recuerda, si tu vida no te gusta, ponle queso (y besos).

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD