Trucos para superar la ola de calor en casa

Ya lo decía Woody Allen: si le daban a escoger entre Dios y el aire acondicionado, se quedaba con el aire. Y no nos extraña porque este ‘aparatito’ nos permite continuar la rutina cuando el calor aprieta pero ¿es posible aclimatar nuestro hogar sin esta máquina? La respuesta es sí, apunta estos consejos que te damos.

meneame
Compartir

Hay una norma elemental, básica, esencial e inviolable que es cerrar las ventanas durante el  día y, con esto de cerrar ventanas, incluimos persianas bajadas y cortinas corridas. Si tienes toldo, por supuesto, también bájalo. ¿Hasta cuándo has de seguir con esta clausura? Pues  varias horas después del ocaso, cuando empiezan a descender las temperaturas.  Llegado ese momento intenta crear corrientes entre ventanas. Y evita tener demasiadas luces encendidas u otras máquinas que emanen calor porque eso hará que la temperatura aumente.

Otra cosilla, no se te ocurra dejar las ventanas abiertas cuando salgas de casa, por mucho que te parezca que hace fresco en ese momentos. Te aseguramos que si no lo haces, el calor entrará para quedarse todo el día.

Si te toca trabajar desde casa y esos grados de más no te dejan concentrarte, un buen truco es meter los pies en un cubo con agua muy fría, ayuda a rebajar la temperatura corporal. Además, utiliza ropa cómoda y fresquita en casa. Los tejidos de algodón o lino son los más recomendables. En el lado opuesto se encuentra la ropa ajustada y los sintéticos, que transpiran peor. ¡Huye de ellos!

Tu hogar al igual que tú, también necesita un ‘look’ veraniego. Por eso, guardar las alfombras y cambia las sábanas (a estas alturas ya suponemos que no tienes las de franela, por mucho que te gusten) pero aunque hay varias opciones de sábanas de verano, siempre es preferible elegir algodón o seda.

Prepara tu cuerpo para la época estival, es decir, durante los días de más calor opta por comidas ligeras. Una alimentación con mucho líquido: ensaladas. Si cocinas recuerda que, usar el horno o la plancha eleva la temperatura de tu hogar.