El té, aquel producto que traían de contrabando

Ahora uno calienta un poco de agua, le echa su té y se planta con los pies encima de la mesa para disfrutar de esa taza. Pero no siempre fue tan sencillo. ¿Lo sabías?

meneame
Compartir

6El té, aquel producto que traían de contrabando

En el siglo XVIII, los impuestos que se aplicaban a este producto eran tan altos que muchos vieron el negocio de comerciar con ello de forma ilegal.