TAPAS N.º 34: LA TELE QUE ALIMENTA

meneame
Compartir

Si hablamos de gastronomía y televisión, la figura de Karlos Arguiñano se nos aparece como invocado por la nostalgia de los 30 años que lleva acompañándonos a mediodía con sus recetas de toda la vida. Probablemente aparece dándole vueltas a un sofrito “con fundamento” y, por qué no, contando algún chiste malo que, para qué negarlo, nos sigue haciendo reír. Una espontaneidad que comprobamos es innata a su persona en nuestra visita a Zarautz, donde hablamos con él de cocina, de televisión y de todo el jaleo que tenemos montado con la gastronomía y la vanguardia.

Precisamente de pioneros y de televisión va este número. Donde los fallidos inventos culinarios de Da Vinci preceden a una historia futurista al estilo de un Black Mirror gastronómico. Donde los restaurantes que han hecho historia por ser los más antiguos del mundo dan paso a un portfolio de los “nuevos” cocineros que nos hacen salivar pegados a la televisión. Un número que invita al picoteo (quizá en uno de los ’50 Best’ que se proclamarán el día 19 de este mes de Junio) y a lanzarse a los fogones, o no, porque también hablamos del steak tartar. ¿Sabías que era la comida de los jinetes tártaros? ¿O venía de la Polinesia francesa?

Aquí siempre hay ganas de comer, pero lo cierto es que estamos en verano y toca fortalecer la mesura. Eso sí, sin prisas, mejor sigue los consejos que te damos para llevar una vida saludable sin perder la cabeza y sin seguir la corriente de las modas menos jugosas. Y date un capricho, que sale el sol y apetece salir, aunque la mañana la tenga que curar un reconstituyente ‘Red Eye’, que te lo haga Tom Cruise ya es otro cantar.