meneame

 

Si te gusta mucho el chocolate y quieres degustar algo (supuestamente) alucinante, no busques más. Tenemos la opción perfecta. Con un precio informal de 600 euros, esta tableta puede ser tuya. Para degustarla en tu salón, para probarla en la cama… Esta tableta, que probablemente es la más cara del mundo, dicen que es un placer para el paladar. Se llama To’ak y su compañía, utiliza para hacerla granos de cacao envejecidos en barril de coñac de roble francés durante cuatro años. Un chocolate hecho lujo, que podría considerarse que es el Dom Pérignon de barras de chocolate.

¿Qué hace que este chocolate sea espectacular? Para empezar, la demanda: Jerry Toth, cofundador de To’ak, ha comentado que sus tabletas se agotaron el año pasado en tan solo un mes, por lo que la tableta año subió, como consecuencia, de precio. Cada año se hacen alrededor de 100 tabletas y se venden en su totalidad. La rareza de sus granos de cacao también es un factor: durante mucho tiempo se pensó que estos granos se habían extinguido, pero la compañía ha estado plantando árboles de cacao para repoblarlos. Aún así, su producción es limitada, por lo que conseguirlos es un logro.