El restaurante donde el comensal decide qué come y quién cocina

Ana María Clemente

Solo cuenta con una sola mesa de mármol con capacidad para 14 personas (30 personas en cóctel) y una bodega exclusiva con una amplia variedad de sakes y ediciones limitadas de vinos y champanes. Una espacio simple, creativo y pensado para quienes busquen experiencias innovadoras y sensoriales.

Os presentamos Villa Torii, un restaurante escondido en un jardín japonés situado en La Plaza de la Independencia y con acceso privilegiado a través de un paso de carruajes del siglo XIX. Un local que esconde mucho misterio y que ofrece una nueva forma de cocina para el comensal. Y es que aquí lo que se lleva es lo que denominan como ‘Chef a la carta’. Un concepto de gastronomía de todo menos corriente y tan amplio como el cliente quiera. Porque aquí él es quien decide quién cocina y la propuesta acorde al evento. Vamos, un auténtico lujazo.

Pero ¡eh!, la cosa no acaba aquí. Además de la experiencia gastronómica que Villa Torii propone, el servicio también se puede completar con un coctelero que prepare el maridaje perfecto para el menú, un dj set exclusivo y una colección privada de habanos. Una cita perfecta para los amantes de lugares escondidos que puede reservarse a través del siguiente correo electrónico: exclusive@villatorii.com.

Y tú, ¿te atreves a vivir esta experiencia?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD