¿Realmente estás comiendo pan integral?

Es un alimento básico pero seguro que no sabías esto.

meneame
Compartir

A pesar de ser un alimento clave en las dietas de todas las culturas, los beneficios del pan no los conocemos tan bien cómo deberíamos. Moncho López, de Levaduramadre, explica que “el pan más natural (más sano) es el de grano completo ya que el grano de trigo tiene tres partes: el endospermo (es el grano y la parte que contiene los carbohidratos), el salvado (parte que protege al endospermo) y el germen, que contiene las vitaminas del grupo B y minerales”. La mayor parte de los panes que parecen integrales o que dicen ser integrales no lo son, simplemente añaden un poco de salvado y le da ese aspecto integral, pero no quiere decir que lo sean.

Lo que hacen los fabricantes de harinas es eliminar el germen del grano porque es lo que primero se estropea, pero, para poder considerar un pan como de grano entero, es necesario que la harina con la que se prepara se obtenga moliendo el grano completo. Esto supone que la harina que se utiliza se muela al día para que no se estropee, aportando al pan grandes valores nutricionales y siendo más sano y natural que los industriales. Por lo que, probablemente, cualquier pan que no sea de panadería no te da las garantías de que sea integral al 100%.