El primer vino con té del mundo se llama Poet

Ana María Clemente

Con “La comida debería ser poesía” como lema, una empresa española ha creado la primera mezcla de vino y té del mundo con la finalidad de ofrecer nuevo matices a nuestro paladar y abrir los sentidos. Para ello, ha contado con tres de las variedades de té más representativas del mundo y ha elaborado Poet, una colección de tres blends que concentran una cultura y están inspirados y nombrados bajo la poesía más característica de cada lugar. Así pues, Soneto, el primero de ellos, elaborado a base de vino tinto con té negro inglés Earl Grey, representa la tradición inglesa; Haiku, es un vino que combina las ligereza de las uvas blancas con el té verde japonés Sencha, una harmonía de sabores que desprenden un aroma floral en nariz inspirado en la poesía japonesa. Ghazal, es el tercer vino de la firma y mezcla el arte y el misticismo de la india en un vino tinto de merlot con la intensidad que le aporta el té Chai Masala indio.

Vino Haiku

Vino Soneto

“Muchas veces olvidamos el placer de degustar algo significativamente sabroso y terminamos por comer solo para alimentarnos. Por eso, los blends de vino y té Poet son una elección exquisita para disfrutar una copa de vino”, explica la empresa.

Estas tres combinaciones y  experiencias  han sido resultado de una compleja investigación y análisis organoléptico orientado a crear un tipo de maridaje para conquistar a los paladares.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD