Louis XIII: un sorbo de historia

Javier Márquez

Cuatro generaciones de maestros bodegueros y hasta cien años son necesarios para elaborar cada decantador de Louis XIII, por eso se dice que con cada sorbo de este coñac, en realidad, estamos bebiendo historia. Así lo explicaba a comienzos de junio Ludovick Du Plessis, Global Executive Director de Louis XIII, en la presentación en Mugaritz del perfect pour que, por primera vez en un restaurante español, habrá disponible de este exclusivo destilado. “Porque no podemos decir que Louis XIII sea un coñac”, insistía Ludovick una y maestros bodegueros y hasta cien años son necesarios para elaborar cada decantador de Louis XIII, por eso se dice que con cada sorbo de este coñac, en realidad, estamos bebiendo historia. Así lo explicaba a comienzos de junio Ludovick Du Plessis, Global Executive Director de Louis XIII, en la presentación en Mugaritz del perfect pour que, por primera vez en un restaurante español, habrá disponible de este exclusivo destilado. “Porque no podemos decir que Louis XIII sea un coñac”, insistía Ludovick una y otra vez con una espléndida sonrisa de orgullo. “Cuando decimos que han sido necesarias décadas para la creación de una sola botella de Louis XIII, está claro que cualquier etiqueta resulta insuficiente; Louis XIII es una etiqueta en sí misma”.

Coñac o no, lo interesante es la unión de talentos que ha propiciado, al recaer en Andoni Luis Aduriz, chef de Mugaritz (dos estrellas Michelin), la responsabilidad de incluir en su exquisita selección de espirituosos un servicio en copa de Louis XIII, con entre 2 a 4 cl para cata de los comensales. Además, Aduriz desarrollará un plato en su menú exclusivamente como maridaje entre la alta gastronomía y las notas que distinguen al ‘rey de los coñacs’.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD