Las 4 mejores formas de disfrutar del tomate

Deshidratado

Se lo puedes echar a las pizzas caseras, a ensaladas, a unas espinacas con piñones... A lo que más te apetezca. Pero, ¿cómo se deshidratan los tomates? Apunta.

Modo de hacerlo: Lava los tomates y sécalos con un paño. Corta los tomates como quieras. Échales un poco de sal. También un poco de tomillo, albahaca, orégano, las especias que más te gusten. Colócalos en la rejilla del horno ya precalentado a unos 60º. Y déjalos entre 4 y 7 horas. Debes fijarte si se endurece la textura y dejan de estar pegajosos. Y ¡listos! Puedes conservarlos en botes de cristal con aceite de oliva virgen y dejarlos en la nevera.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD