La NASA sabe cómo cortar la sandía para que impresiones a tus invitados

Cristina Romero

Después de leer este artículo que TAPAS ha preparado para ti y echar un vistazo al vídeo que enlazamos al final del mismo, te vas a preguntar cómo has podido vivir tanto tiempo sin impresionar de esta sencilla manera, pero impensable, a todos tus comensales. Sin duda, es el truco que estabas esperando para ser todo un maestro cortador de sandías, aunque ni supieras de su existencia.

No tiene ningún misterio cortar una sandía. O tiene todo el misterio que tú quieras darle. A priori basta con coger un cuchillo del tamaño del diámetro de la fruta entera, hacer una incisión, dividir la sandía en dos y cortar tajadas. Eso si queremos ser personas simples y conformistas, que si queremos dar a las comidas un aire de distinción, tenemos que recurrir a las técnicas de Mark Rober, un ingeniero de la NASA que hace un tiempo descubrió una manera original de presentar esta fruta en la mesa y hoy viene a contárnoslo para que nosotros también podamos impresionar.

Como hemos visto en el vídeo, este experto de la NASA se hace con dos sandías de igual tamaño. Una de ellas la pela para deshacerla de la corteza dura que la reviste. Después da brillo con un raspador y enjuaga. Para la segunda sandía se hace de un cuchillo y la parte a la mitad, corta la carne de ambas mitades en cuadrados y las vacía con la ayuda de una cuchara.

El objetivo es guardar la primera sandía dentro de la cáscara de la segunda y llevarla a la nevera para que coja temperatura y así poder partirla después en medallones enteros.

¿Qué será lo siguiente que nos enseñe la NASA?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD