La fusión astur y peruana se dan cita en Ronda 14

Un homenaje a la tierra que le vio nacer junto con la esencia del paraíso en el que adquirió la disciplina y el refinamiento para crear su estilo y conseguir los sabores que se propone.

meneame
Compartir

Sólo hace un año que abrió sus puertas y desde hace tiempo Ronda 14 tiene una larga lista de espera colgando noche tras noche un cartel que dice “lleno”. Y eso es tan bueno como los platos de su carta. Mario Céspedes, el chef, ya triunfó con su propuesta de fusión culinaria en Avilés y, ahora, lo sigue haciendo en Madrid. Una cocina en continúa evolución que no deja de sorprender bajo sus creaciones de autor.

La cocina peruana, en referencia a sus orígenes y a su infancia en Perú, se entremezcla con el recetario del sabor de una de las tierras a las que más aprecio tiene, Asturias, y de la que se enamoró tanto por su belleza como por su gastronomía. Su pasión por la cocina le ha permitido descubrir el potencial de cada uno de sus ingredientes para poder mezclarlo, como él mismo dice, de la mejor manera posible. Junto con su mujer, Conchi Álvarez, con quién forma la pareja perfecta de chef y directora de sala y sumiller, abrió Ronda 14 primero en Avilés y después en la capital y éste año, en el de su aniversario, será en el que incluyan nuevas creaciones a su carta.

El rollito viernamita de pitu de caleya es uno de los mejores ejemplos para explicar la fusión astur-peruana. Un plato que incorpora exóticos sabores y ajíes a un clásico guiso asturiano con pollo de corral en dónde la base está en intensificar los sabores sin alterar el producto. El niguiri de hamburguesa de wagyu con rocoto y quesos azules asturianos, las gyozas criollas con manitas de cerdo y el ceviche de xarda son otros de los platos que mejor hacen referencia a sus recuerdos y donde mejor se puede encontrar la mezcla de sabores. Platos en los que mordisco a mordisco se va descubriendo esencia a Perú, sabores frescos provenientes del otro lado del Atlántico pero, también, muchas connotaciones familiares.

Dirección: General Oráa, 25.

Teléfono: 91 411 17 30.

Precio medio: 25-30€

Horario: de martes a sábado de 12.00 a 1.30h. Domingo de 12.00 a 16.30h.