De la comida multicolor a la fluorescente, o cuando comer en la oscuridad ya no va a ser un problema

Que no te veas comiendo alimentos fluorescentes no significa que no existan, porque ya se trata de una nueva moda que está arrasando en Instagram y que está comenzando a desplazar a la llamada unicorn food.

No sólo es más vistosa, sino que tiene una ventaja muy práctica en la que nunca antes hemos reparado: comer en la oscuridad ya no tiene que ser un problema, y todo gracias a una panadería australiana, Black Star Pastry, que ha sabido dar con la clave de la nueva tendencia  gastronómica, válida tanto para comer como para fotografiar.

En esta panadería se han involucrado de lleno en la elaboración de panes de colores  llamativos. Algo ya inventado, al menos a priori, pero nuevo cuando apagamos la luz: brillan en la oscuridad, son fluorescentes, y ya están ganándose el cariño de los usuarios de las redes sociales.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD