meneame

 

Hasta ahora la botella más cara del mundo había sido una de whisky de 50 años de la marca japonesa Yamazaki, una botella que estaba rompiendo los esquemas en todo tipo de subastas. Hasta ahora. Una subasta en Sotheby, en Nueva York, ha vuelto a establecer un nuevo récord para la botella de vino más cara jamás vendida. Un Borgoña de 1945.

Esta botella de Romanée-Conti de 73 años, ha sido vendida por 550.000 euros. Aunque esta firma es un productor reconocido en el mundo de la viticultura, este vino en particular está especialmente cotizado porque sólo se produjeron 600 botellas y tras su embotellamiento, las vides se retiraron. El precio estimado de esta botella antes de la subasta fue de 30.000 euros pero finalmente su vendió por 18 veces más. Un récord que se rompió al poner a subasta la segunda botella de vino del mismo año alcanzando los 485.000 euros.