La aerolínea Emirates invierte 500 millones de dólares para crear la mayor bodega aérea del mundo

Ana María Clemente

Desde que hace 12 años la compañía comenzase su programa vinícola, Emirates ya ha invertido 500 millones de dólares para desarrollar la mayor bodega aérea del mundo.

Cuando uno viaja en primera clase y en un avión totalmente nuevo y de ultimísima tecnología, casi todo es posible durante el vuelo. Y no nos referimos a poder cambiar el menú o elegir entre muchísimas más películas, no. La cosa es mucho más asombrosa. Y por qué te preguntarás. Pues bien, la compañía árabe con sede en Dubái, que anualmente sirve a bordo más de 300 vinos Reserva, está en proceso de elaborar una amplísima carta que podría llegar a ser la envidia de muchísimo restaurantes de lujo. Y no sólo esto, aquellos que vuelen en primera clase también podrán disfrutar de la comodidad de las suites privadas con mini bar y mesa de tocador así como el spa que hay a bordo de algunos aviones.

Aunque esto suponga todo un avance para la compañía, Emirates no es la única aerolínea que ha decidido intensificar el sector gastronómico. De hecho Fiji Airways es otra de las empresas que ha invertido en cocina y, sobre todo, coctelería, donde un chef famoso los prepara al momento. Air France también se suma a esta novedad culinaria incorporando al reconocido chef Daniel Boulud como miembro de la tripulación ofreciendo platos como el cordero provenzal o la langosta del Atlántico y Qantas lo hace a través de menús degustación de ocho platos con sommelier a bordo que decide el maridaje perfecto.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD