El gin-tonic preparado con ingredientes directamente traídos del espacio

Cristina Romero

¿Te imaginas enviar unos botánicos al espacio y hacerlos regresar a tierra firme al cabo de un tiempo para crear una bebida alcohólica con sabor a vía láctea? Pues algo así es lo que ha hecho una empresa de ginebra y TAPAS te lo cuenta para que estés enterado de todo lo que ocurre dentro y fuera de las frontera de este mundo.

Hasta el infinito y más allá es a donde se enviaron en su momento una larga lista de ingredientes, compuesta por cilantro, canela, cardamomo, enebro y regaliz, para exponerlos a presiones de aire por debajo de 1/100 del nivel del mar y conseguir la auténtica esencia que permita elaborar bebidas alcohólicas, en este caso un gin-tonic, con sabores más puros.

Bajo esta filosofía nace MoonShot Gin, la ginebra  resultante de la estancia de ingredientes fuera de la estratosfera, elaborada por Boutique-y Gin Company, la empresa encargada de su pensamiento y elaboración. Una elaboración que, tras la vuelta de estos ingrediente a la Tierra, se destiló la bebida a alto vacío de temperatura ambiente para conseguir un 46’6% de alcohol.

Un proceso que podemos seguir gracias al vídeo compartido por la misma empresa, donde los botánicos espaciales dan lugar a una bebida que, según Boutique-y Gin Company, mucho más impactante en sabor y aromas.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD