Ensaladas de renombre: de la César a la Diosa Verde

¿Y si le pones tu nombre y apellidos a una ensalada?

Ensalada César: lechuga romana con picatostes, parmesano, anchoas, aceite de oliva, zumo de limón, huevo crudo y salsa Worcester.

Panzanella: pan y tomate, pimiento, pepino, cebolla, albahaca, anchoas, alcaparras y aceitunas.

Ensaladilla rusa: mezcla de patatas cocidas a dados, guisantes, zanahoria, judías verdes y mayonesa, servida sobre lechuga y adornada con huevo duro, pepinillos y remolacha.

Ensalada Nicoise: combinación de atún, tomate, pepino, judía perona (o judía fina hervida), huevo duro y filete de anchoa, o bien esta alternativa atún, aceitunas negras, albahaca y prejeil. Suele aderezarse con vinagreta al ajo.

Ensalada Waldorf: manzana (rociada con zumo de limón), apio y nueves, todo mezclado con una mayonesa ligera (inventada probablemente, por Oscar Michel Tshirky, el maître del Hotel Walrdof Astoria de Nueva York, para una cena, en 1896).

Ensalada Brunswick: rodajas de salchichas con tomate, manzana rallada, juudías finas cocidas y pepinillos, aliñado con perejil y vinagreta.

Ensalada Cobb: pavo o pollo generalmete con lechuga, panceta, huevo duro, aguacate, tomate, queso y vinagreta.

Diosa Verde: lechuga con endivia, cebolleta, clavo y anchoa, vinagre de estragón y mayonesa, coronada troceado con pollo, carne de centollo o langostinos cocidos.

*Contenido según Miscelánea Gastronómica de Schott, Ben Schott (El Aleph Editores, 2005).

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD