Encuentro con Javier Sánchez Ciudad, director de marketing de Perfumes Loewe

Ana María Clemente

Para Javier Sánchez, director de marketing de Perfumes Loewe, entregarse al placer de la comida solo es posible si existe calidad y sorpresa.

No todo entrevistado dedicado al mundo de los negocios que se presta a hacer una sesión de fotos tiene arte y desparpajo para posar. Sin embargo, nuestro protagonista, Javier Sánchez Ciudad, director de marketing de Perfumes Loewe, parece haber nacido para ello. Lleva tres años trabajando en una de las firmas españolas con más proyección internacional y, según nos cuenta, está siendo un sueño hecho realidad.

Su recorrido en firmas ajenas al universo de la belleza –Kellog’s y Campofrío, entre otras– le han otorgado conocimientos y visiones que han ayudado a refrescar y hacer más atractiva la marca de cara a un público más joven. “Loewe está cambiando y la parte de perfumes no podía ser menos. Las iniciativas que hemos puesto en el mercado, sobre todo los lanzamientos, están funcionando realmente bien y es una época que merece la pena vivir”, comenta. A finales del año pasado lanzaron 001, la primera fragancia creada bajo la dirección artística de Jonathan Anderson, donde lo masculino y femenino interactúan entre sí. Una línea de lujo sin artificios para un público más joven que, según nos desvela, está dando resultados sorprendentes. “Lo que ahora estamos uniendo es a ese consumidor fiel de toda la vida con gente joven que busca novedades y que valora las cosas distintas y de calidad”, explica, algo que bien podría equipararse a lo que Javier busca cuando visita un restaurante.

Sin embargo, lo que realmente le fascina es que le sorprendan, de ahí que siempre confíe en DSTAgE a la hora de entregarse en cuerpo y alma al auténtico placer. “Diego mezcla de manera excelente todo un mundo de contrastes en el cual se mezclan sabores tradicionales con ingredientes totalmente modernos”, comenta. Y eso es algo que le recuerda a la labor de un perfumista cuando crea una fragancia. Empezando porque muchos de los ingredientes son idénticos a los que Diego Guerrero utiliza en sus cocinas y terminando por las composiciones únicas donde todo se alinea para ofrecer un resultado perfecto.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD