Encuentro con Eduard Pitarch, director creativo de Etnia Barcelona

Ana María Clemente

Comer es uno de los rituales favoritos de Eduard Pitarch, director creativo de la marca Etnia Barcelona. y más si lo lleva a cabo en Xemei.

Es el encargado de hacer que toda persona que desee renovar su imagen, salirse de la línea o tener una experiencia visual brutal, lo consiga. Y es que cuando uno lleva diez años creando lo que Eduard Pitarch, director creativo de Etnia Barcelona, denomina como el Rolls Roys de las lentes, la cosa va más allá de diseñar una simple montura. “Somos una marca de gafas independiente que fabrica colecciones que hablan de artistas, lugares y culturas. Nuestra filosofía es la ‘libertad’ con toda la dosis de contradicción y crítica que comporta. Valoramos la identidad y más aún a aquellos que están por encima de la aprobación de los demás”. De ahí a que tanto sus campañas como modelos de gafas estén llenos de ritmo, cultura y tengan esa dosis extra de vitalidad. Al año, la marca crea unas 3 o 4 colecciones con decenas de modelos que lucen artistas de la talla de Elton John, Naomi Watts, Beyonce e incluso la esposa de Bill Gates. Un público muy variado que delata lo internacionalizada que está la marca. “Todo el mundo puede ser Etnia pero nadie debe ser igual”, afirma Pitarch. Lo importante, al fin y al cabo, es que te guste lo que veas y lleves y, por supuesto, que creas en el producto. Algo que le ocurre con Xemei, su restaurante favorito en Barcelona. “Son más de diez años viniendo al menos una vez al mes y no me cansa. Me encanta su cocina, su producto fresco y la modernidad que confieren Max y Stefano a sus locales”. Le pedimos que se quede con un plato de la carta, uno al que no pueda resistirse, pero al igual que le ocurre con todos los modelos de gafas de su nueva flagship en Barcelona –cuenta con nada más y nada menos que siete plantas– es prácticamente imposible. Ahora, reconoce que los espaguetis con mejillones son una de sus debilidades. Y eso que lo de cocinar prefiere dejarlo en manos de su mujer. “Me gusta mucho ir a comer a restaurantes y todo el ritual que comprende… pero si me quedo en casa, Helena es mi gurú de la alimentación sana. Yo básicamente me centro en el zumo de la mañana”.

©Magdalena Puigserver

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD