El secreto de Camboya

Los años del colonialismo francés, tan cinematográficos más allá de sus vaivenes políticos, sirvieron para redefinir ciertas zonas de la antigua Indochina con esa inimitable atmósfera de decadencia tropical y art déco

meneame
Compartir

1El secreto de Camboya

NOMBRES: KEP. KEP-SUR-MER. CÔTE DE LA PERLE D’AHATHE.
PAÍS: CAMBOYA
IDIOMA: CAMBOYANO.
HABITANTES: 35.990.
CÓDIGO POSTAL: kh-23.
CONOCIDO POR: CANGREJOS Y ARQUITECTURA COLONIAL.
Los años del colonialismo francés, tan cinematográficos más allá de sus vaivenes políticos, sirvieron para redefinir ciertas zonas de la antigua Indochina con esa inimitable atmósfera de decadencia tropical y art déco. Uno de los mejores ejemplos se encuentra en la bahía de Kep y Kampot, repleta de viejas villas y balnearios en los que algunos han querido ver una suerte de Saint-Tropez camboyano. Pero no, esto es mejor. Es pura Asia y sabe a mar, a cangrejos y a pimienta fresca.

Para llegar a Kep, lo más sencillo es tomar un autobús desde Phnom Penh o un coche con conductor. Tras dos o tres horas de viaje (las carreteras aquí son complicadas), nada mejor que ir directos a la orilla del mar y disfrutar de un durián (fruta típica que, según el dicho popular, “huele como el infierno pero sabe como el cielo”) y de una panacotta de maracuyá, chips de raíz de remolacha, merengue y menta fresca en Knai Bang Chatt (knaibangchatt.com). Vann Molyvann, discípulo camboyano de Le Corbusier, firmó este imponente conjunto de villas.

 

Atrás