Croquetas de caballa

De pollo, jamón, espinacas, queso… Son muchas las opciones que uno tiene a la hora de elaborar croquetas. Sin embargo hoy hemos querido traerte una que probablemente no hayas probado en muchas ocasiones. Esperamos que te gusten.

Ingredientes:

  • 500g de patatas
  • 275g de filetes de caballa ahumada
  • 1 cebolla pequeña picada muy fina
  • 15g de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de perejil muy picadillo
  • 150g de espinacas
  • 2 huevos pequeños
  • 175g de mayonesa
  • 1 cucharada sopra de rábano picante fresco o de bote, rallado
  • 3 cucharadas soperas de nata fresca
  • 75 g de harina salpimentada
  • 100 g de copos de avena pequeños
  • 4 cucharadas soperas de aceite de cacahuete
  • Unos gajos de limón
  • Berros

Modo de preparación:

Cocer las patatas en agua. Cuando estén muy tiernas, pelarlas y triturarlas. Quitar también la piel a la caballa y desmigar los filetes en trozo grandes. Rehogar la cebolla con mantequilla y luego añadir el perejil. Retirar del fuego. Lavar bien las espinacas y quitarles el nervio central. Colocarlas en una cazuela con 2 cucharada sopera de agua, taparla y cocer 90 segundos a fuego muy lento.

Escurrir, presionar para eliminar el exceso de agua y picar en trozos grandes. Reservar. Mezclar las patatas con las cebollas y las espinadas. Añadir 1 huevo y agregar con cuidado el pescado procurando no aplastarlo demasiado. Enharinarse las manos y formar croquetas de uno 8 cm de diámetro. Reservarlas 30 minutos en la nevera.

Mientras tanto, mezclar la mayonesa con el rábano picante y la nata fresca. Coger 3 platos hondos: poner 1 huevo batido en uno de ellos, la harina sazonada en otro y los copos de avena en el tercero. Pasar sucesivamente las croquetas por la harina, el huevo y, por último, la avena; tienen que quedar totalmente rebozadas. Calentar el aceite a fuego medio en una sartén grande y freír las croquetas unos 3 minutos por casa lado. Bajar el fuego cuando adquieran una bonita costra dorada. Servir con mayonesa de sábado picante, gajos de limón y berros.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD