Cómo hacer una una barbacoa coreana en tu patio trasero

Carne, verduras y mucho mucho chile.

meneame
Compartir

Hacer una barbacoa tradicional coreana es toda una celebración en la que los locales ingieren copiosas cantidades de carne y mucho, mucho chile.

Como muchos de nosotros carecemos de un jardín con barbacoa, queremos darte las claves para que puedas hacer una de éstas en tu terraza o patio trasero.

Lo primero que tienes que hacer es conseguir el equipo -una parrilla caliente y limpia con carbón-. Después viene la mejor parte: una barbacoa tradicional coreana exige chuletas de cerdo o ternera adobadas, costillas y muslos de pollo sin hueso (también adobadas, si crees que no te vas a cansar). Y para aderezar, gochujang, una pasta de chile coreano fermentada que se mezcla junto con arroz de grano corto, vinagre blanco, salsa de soja, azúcar, ajo, salsa de pescado, jengibre, aceite de sésamo, cebolletas y semillas.

Las verduras para acompañar, las que más te gusten y apetezcan. Desde berenjenas cortadas para asarlas junto con la carne hasta crudités para untar en hummus o quesos.

Una vez tengas todo cortado, es hora de preparar su aderezo, una mezcla de especias que se llama kickass: una combinación de pimienta, pimentón, polvo de cebolla, ajo en polvo, azúcar, sal y polvo de chile coreano. Esta mezcla no es una ciencia exacta, por lo que puedes ir probando al gusto. Una vez que las verduras estén asadas, espolvoréala
por encima y ¡a comer!