Cómo evitar desperdiciar partes sabrosas de las verduras

meneame
Compartir

Cada año los países ricos del mundo desperdician casi tanta comida como la producida en el mismo periodo en la África subsahariana. Estos números son preocupantes. En países como Estados Unidos o Reino Unido un 30% de la comida se tira y en otros asciende a un 50%.

Con la intención de contribuir a un sistema alimentario más sostenible, muchos cocineros están comenzando ahora a abogar por la utilización de ingredientes en su totalidad. Escritores y chefs como Tara Duggan o April Bloomfield ya le han demostrado al mundo como hacerlo con un toque de sofisticación.

Hojas de alcachofa, tallos de espárrago, tallos y hojas de brócoli, tallos y hojas de coliflor y hojas de zanahoria. Todas estas son partes de verduras que son consideradas deshechos en la mayoría de las cocinas, Duggan lo contradice.

Patatas fritas de cáscara de patata o ensalada de hojas de rábano son solo dos de las decenas de recetas que Duggan propone. Su libro “Root-to-stalk cooking” (“Cocinando de la raíz al tallo”) te enseña todo lo esencial que necesitas saber para disfrutar de la verdura al completo. Si tienes curiosidad por el concepto y quieres saber más, tómate el tiempo de hacer una pequeña búsqueda online.

Estas ideas, por supuesto, no solo se aplican a las verduras. Puedes investigar los usos del corazón de la piña o incluso de las pepitas y los tallos de las uvas, te sorprenderá lo que encuentres.