meneame

La historia de una ciudad es también la de su gastronomía. por eso, si quieres descubrir los encantos de la ciudad condal, te recomendamos estas originales propuestas.

En el proceso de descubrir una ciudad, de entender cómo son sus habitantes y la esencia de sus tradiciones, es fundamental conocer también su gastronomía, dejarse seducir por sus sabores, procesos de elaboración y recetas populares. Por eso resultan tan idóneas las propuestas turísticas que aúnan las actividades gastronómicas con la visita de la ciudad o el estudio de sus tradiciones. Aquí os ofrecemos cinco planes redondos, cinco ideas para dejarse llevar y conocer la esencia de una ciudad que atrae cada año a millones de visitantes de todo el mundo. Déjate enamorar por Barcelona.

La hora del vermú es un clásico en Barcelona, y no hay mejor forma de descubrir la idiosincrasia de la ciudad y sus vecinos que aventurarse a las barras en las que disfrutar de sus tapas y vinos más tradicionales. Aborígens ofrece esta experiencia con un sugerente y completo tour.

La mejor forma de descubrir una cocina es remangándose y poniéndose a trabajar sus platos de referencia. Esa es la irresistible propuesta de BCN Kitchen para empaparse de los sabores de Barcelona: un curso con el que conocer los ingredientes y platos fundamentales de Cataluña.

El Museu de la Xocolata ofrece una experiencia muy dulce con la que enamorarse de la ciudad. Cualquiera de las actividades xocoexperience (como maridaje chocolate con vinos y cavas) incluye también la visita guiada al museo, donde descubrir las tradiciones catalanas sobre este mundo.

Un palacio en plenas Ramblas acoge el Palau Moja, un restaurante que cuenta además con una tienda con una amplia gama de productos relacionados con la artesanía, la historia y la cultura catalana; de hecho, es uno de los pocos locales de las Ramblas donde se puede degustar la gastronomía local.

La cerveza está de moda, y Ociovital la ha convertido además en el ‘leit motiv’ ideal para descubrir la ciudad de Barcelona y su historia, a través de un tour por los bares de cabecera de Picasso o Hemingway.