El brindis más dulce

Ana María Clemente

Para entrar en 2016 con buen pie, hay que hacerlo con una copa en la mano. Y si te la preparar Luis García… El éxito está asegurado.

Lo suyo iba a ser una historia de rutas por carretera y camiones, pero el trabajo en un bar de la capital junto a su hermano y la curiosidad por toda esa variedad de whiskies y destilados que le llegaban al local hicieron de su hobby un trabajo que, aunque solo lleve siete años, domina con la misma maestría de alguien que haya dedicado toda su vida a crear cócteles. Aunque reconoce ser un gran defensor de la coctelería clásica, “prefiero apostar por la innovación en la decoración, la historia del combinado y la puesta en escena”, explica Luis García, bartender de Saporem (Hortaleza 74, Madrid). Pero también, el vaso. Hoy ha elegido una copa alta para servirnos un Sláinte, que significa brindis en irlandés. “El primer concurso que gané fue con un whiskey irlandés, así que, para homenajearlo, he apostado por un cóctel dulce a base de Baileys Chocolat Luxe para acompañar los postres navideños”, explica García. Y es que para entrar en 2016 hay que hacerlo bien. Y, si puede ser, con un surtido de turrones al lado. Aunque cree fervientemente que la coctelería en sí será tendencia el próximo año, “son el tequila y el mezcal los que tendrá un gran protagonismo”. Ahora bien, él nos asegura que brindará con un Sláinte.
Así que igual hacemos lo mismo.

©Jacobo Medrano

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD