Breathe, el oasis de gastronómico de Marbella que respeta el medio

Se autoabastecen de energía y materia prima.

meneame
Compartir

Comer en un restaurante de alta gastronomía que cuida y respeta el entorno, que genera
su propia energía y materia prima es posible en Breathe. Un pionero multiespacio en la
Costa del Sol que conecta con la naturaleza, la cocina y el mejor diseño. Breathe es un
proyecto que aúna las últimas tendencias de cocina, sostenibilidad, interiorismo y ocio de
la mano de grandes nombres en cada materia. Aquí tienen una planta geotérmica y de
remineralización propia, una huerta, un frondoso jardín, materiales reutilizables y piezas
únicas de Becara.

Al mando está Simone d’Elia que, con una base muy tradicional y reconocible, utiliza las materias primas de productores cercanos seleccionados y de su propia huerta para crear sus diferentes platos maridados junto a la coctelería de Fran Manrique. Pero la filosofía de Breathe va más allá del simple concepto del reciclaje y de la comida orgánica; aquí poseen su propia planta de energía geotérmica formada por 12 perforaciones en la tierra de 120 metros de profundidad que van debajo del restaurante. Así, aprovechan a través del intercambio térmico la energía de la tierra para enfriar el edificio los meses más cálidos y calentarlo durante los meses más fríos, además de disponer de agua caliente durante todo el año.