¿Eres un bebedor ‘healthy’?

Si tu rutina incluye "vida sana" y "alcohol" estos son los datos que deberías conocer sobre el alcohol, la resaca y sus calorías.

meneame
Compartir

Cada vez son más los que se suman a la moda ‘healthy’ o, lo que es lo mismo, sujetos que afirman llevar una dieta equilibrada, con alimentos y alternativas más saludables y que,
además, practican algún tipo de actividad física de forma regular.

Sin embargo, muchos optan por el modelo híbrido, es decir, vida sana de lunes a viernes (o jueves) y cometer algún exceso etílico el fin de semana. Si esto te representa, te interesa la siguiente información. Con estos datos podrás esquivar el mayor número de calorías posible, y si además, evitas un poco la resaca pues… ya estaría.

  1. El alcohol contiene aproximadamente 7 kcal por gramo y ninguna de esas calorías aporta nutrientes a tu cuerpo, es por eso que se las denomina ‘vacías’. Hay algunas excepciones, como el caso de la sidra, que se elabora a base de manzana y es una de las pocas bebidas rica en vitaminas y minerales por lo que sus calorías no se pueden considerar vacías del todo. Pero ¿qué son exactamente las calorías vacías? Son aquellas que contienen pocos o ningún nutriente. Es decir, cuando las calorías poseen vitaminas, calcio o hierro, por ejemplo, el organismo las utiliza para generar energía. Sin embargo, con las que contiene el alcohol, nuestro cuerpo no puede hacer absolutamente nada, excepto acumularlas para que subamos de peso. Una maravilla, ¿verdad?
  2. Cuanto mayor sea la graduación de una bebida, más calorías tendrá. El grado de alcohol de un licor viene reflejado en su etiqueta en forma de tanto por ciento. Por ejemplo, si la botella indica un 40%, eso quiere decir que contiene 40 ml de alcohol por cada 100 ml de la bebida.
  3. Presta atención al color de tu copa si te preocupa la resaca. Y es que, las bebidas que contienen congéneres, colorantes y otros añadidos (como el brandy o el ron) suelen dejar un mayor malestar. Por el contrario, las compuestas básicamente por etanol, como la ginebra y el vodka, hacen más llevadero lidiar con la resaca (en cualquier caso, de ella no te libras). Cuanto más oscura es la bebida, peor será tu recuperación al día siguiente.
  4. ¿Cuántas veces has escuchado que las mujeres tienen menos tolerancia al alcohol por razón de su sexo? Muchas, ¿verdad? Pues no tiene nada que ver con ser hombre o mujer. Simplemente, la resaca suele ser mayor en personas con menos grasa corporal. Ni más ni menos.
  5. Y, no olvides tener en cuenta que a las calorías del alcohol después deberás sumarle el azúcar del refresco si decides mezclar… ¿La mejor opción? El agua. Pero si esto no te seduce del todo, prueba con las consumiciones ‘lights’ o los zumos naturales.