Así sobreviven los restaurantes a los altos costes laborales

Los salarios mínimos y los altos costes laborales están haciendo que el sector se reinvente.

meneame
Compartir

Nelson Germán, chef con 18 años de experiencia y empresario de la marisquería AlaMar, dirigía su restaurante de una manera que él consideraba satisfactoria, es decir, dando un servicio completo en el que los platos fueran servidos por camareros desde la cocina hasta el comedor. Pero, en diciembre de 2016, se vio obligado a eliminar todas las formalidades del servicio completo de comidas para cambiarlo por un formato de servicio en barra. ¿La razón de este cambio? Los altos costes laborales y los precarios salarios.

“Siempre he tenido claro que el servicio completo era fundamental en mi restaurante hasta que el cambio se hizo necesario para mantener las puertas del local abiertas. Me adapté y es una de las mejores cosas que hice”, explica Germán. Cuenta que el cambio del servicio completo al de barra, para ellos, ha sido excelente además de que sus ventas han aumentado un 17% con un mayor volumen desde la transición. Este cambio ha sido notable porque su carta ha reducido sus precios entre un 30% y un 50%, en parte, al reducir su plantilla de personal hasta el mínimo.