Así es el nuevo “traje” de LAN D-12

meneame
Compartir

Para Bodegas LAN, el 12 es un número con un significado muy especial. Se trata del depósito que guarda uno de los vinos más singulares y el favorito de los bodegueros: D-12. Un producto elaborado con uva 100% tempranillo que con su octava edición cambia de traje para lucir una nueva etiqueta que llega a las barras más “selectas” de algunos restaurantes y espacios como Platea, Ten con Ten o Stop.

Un cambio de imagen sencillo pero a la vez moderno y muy glamuroso en cuya etiqueta podemos encontrar las firmas de los bodegueros así como su origen, tipo, año y edición.

Con un color a cereza con ribetes violáceos, en nariz es un vino complejo e intenso con una gran presencia de fruta roja y de regaliz, y con matices ahumados, toques florales (principalmente de violeta) y avainillado. En boca, D-12 es un vino sedoso con buen equilibrio y con un largo final donde permanecen las notas de regaliz y pimienta negra.

El antes y el después