El amor está en el vodka

Ana María Clemente

Una foto de Paris Hilton en Amnesia con su botella les ayudó a adentrarse en el mundo de las bebidas premium. Hoy King Peter es todo un éxito.

Quien piense que el amor y los negocios son la peor combinación a la hora de desarrollar, mantener y conseguir éxito, es porque no conoce la historia de Jaime Abrisqueta y Sandra Tomé. Él había trabajado en hostelería y en el sector inmobiliario, y ella venía del mundo de la publicidad. Sin embargo, fue un viaje de trabajo por Andalucía y Extremadura lo que les unió. Y hoy, además de marido y mujer, son también los creadores del cuarto vodka ultrapremium más vendido en España: King Peter. Una bebida cuyo origen y nombre se encuentra en el zar Pedro el Grande, quien modernizó Rusia gracias a la importación de productos e ideas europeas como la naviera, los uniformes del ejército francés y el vodka, que consiguió elevar a bebida oficial (hoy es el trago más vendido del mundo). Elaborado a base de centeno, King Peter se comercializa en 26 países gracias a la empresa Rives, quien controla el 50% de la venta y les ha permitido salir al mercado internacional y lanzar un nuevo sabor, King Peter Rosé. “Hemos estado en Pachá, Amnesia y Nikki Beach, con quien tenemos un acuerdo mundial que nos está abriendo muchos mercados; aunque nuestro objetivo ahora es centrarnos en la ampliación del mercado americano y británico” (kingpetervodka.com)

©Jacobo Medrano

Enlaces

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD